Paisajes: de lo micro a lo macro

una propuesta de Laura Bañuelos

Paisajes: de lo micro a lo macro fue la propuesta de Laura Bañuelos para Ni arte ni educación, un taller, abierto para participantes desde

los 6 años. Niños y adultos (padres, madres y educadores) fueron invitados a participar en este laboratorio en torno a la idea de paisaje, de forma a que las diferentes miradas pudieran generar una multiplicidad de perspectivas y formas de relación e interferencia con el entorno inmediato.

En este trabajo el principal actor y activador de la propuesta fue el cuerpo, un cuerpo vivo, transformador y acogedor de posibles PAISAJES e HISTORIAS. El taller se desarrolló los dias 13 y 14 de Noviembre 2015 con la participación de unas 35 personas en total. De forma efímera, ocuparon por dos dias el espacio de Ni arte ni educación abriendo un hueco a la imaginación y la relación, tranformando el espacio transitoriamente con objetos y cuerpos. Las diferentes historias que se iban creando, generaron paisajes sonoros que alteraron la sonoridad del espacio expositivo.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Paisajes se planteó también como un ejemplo práctico de cómo usar el cuerpo, su inteligencia y sus recursos, en la búsqueda por la expansión de conceptos y aprendizajes en el curriculum escolar y de cómo podemos, a través de herramientas de la danza –trabajo de cuerpo, improvisación, composición – performance –  dramaturgia del espacio y la palabra- plástica – instalación, dibujo, registro… ahondar en el aprendizaje a través de la experiencia y someter un tema a un análisis exhaustivo, divergente y lúdico.

Nos interesaba proporcionar una experiencia que permitiese desplegar diferentes dimensiones de lo que puede ser el paisaje, ofreciendo de esa manera la herramienta, no tanto por reproducir el tipo de propuestas o juegos que realizamos, sino compartir la idea de que al expandir la mirada, el proceso nos enriquece y se convierte en si mismo en una poderosa herramienta de aprendizaje y lugar para compartir saberes y formas de hacer. Así intentamos desplegar el concepto clásico de paisaje y jugamos con él:

Como un verbo: PAISAJEAMOS – intentamos dar definición a esa palabra y la accionamos: construir paisaje, transformar paisaje, alterar paisaje, imaginar paisaje.

Como una forma de explorar nuestro paisaje más cercano: nuestro cuerpo y el de los otros.

Como una ilustración de una historia: construimos y destruimos, movemos objetos, integramos nuestros cuerpos como un objeto más dentro de un espacio de movimiento ilustrando palabras que resuenan en el espacio.

Como un espacio por recorrer donde entrenar la escucha y la mirada.

Como una forma de acercarnos a la perspectiva y la escala a través de los objetos y el juego.

Durante dos dias fuimos desplegando diferentes capas del paisaje y generando tantos relatos como personas y experiencias, en un ejercicio extrapolable a otros temas, compartiendo con los participantes una forma de hacer que privilegia la inteligencia del cuerpo en el aprendizaje, en un intento de ofrecer herramientas para el cambio.

MÁS INFORMACIÓN:  Movimiento Creativo en Familia

Proyectos relacionados