Murciélago

Christian Fernández Mirón

Murciélago fue una propuesta de Christian Fernández Mirón, agitador cultural especializado en proyectos híbridos en torno al arte, el diseño, la música y la educación. Murciélago se presentó como un laboratorio de investigación vocal, una serie de encuentros en el espacio expositivo en los que explorar la voz y su potencial como herramienta de conocimiento, corporalidad y creatividad. Una propuesta ubicada entre el arte de acción, el taller y el grupo de investigación.

El laboratorio estuvo abierto a cualquier persona con curiosidad por la experimentación y ganas de compartir procesos en grupo, independientemente de su experiencia. La participación fue libre pero se valoró la constancia de cara a una muestra final (explicada en el último párrafo). A través de escucha activa, ecolocación, improvisación libre, deriva, composición colectiva… Murciélago buscó indagar en facetas desconocidas de nuestras voces con el fin de descubrir sonidos, sensaciones y posicionamientos. Hubo momentos musicales pero también silencio, susurros, gritos, carraspeos, carcajadas y toda suerte de ruidos y reflexiones. Se partía del espacio expositivo y sus posibilidades acústicas y relacionales, así como de los emplazamientos próximos a la Nave 16 de Matadero Madrid (pasadizos, plazas, puentes o túneles).

Fernández Mirón actuó como catalizador, invitando a los participantes a implicarse y compartir sus conocimientos e intereses. De este modo pretendía descentralizar los roles de profesor/alumno, en consonancia con la naturaleza colectiva del proyecto. Se sugirió venir con ropa cómoda, el teléfono en silencio y ganas de experimentar. Murciélago se complementó con una pieza expositiva en la que se mostraban fragmentos de las dinámicas exploradas, grabaciones que mutaron a medida que avanzaba el proyecto y sus activaciones.

Al tratarse de un proceso abierto, Murciélago invitó a participar a cualquier persona interesada durante el periodo expositivo: todos los miércoles de noviembre y diciembre a las 19:00h (salvo el 18 de noviembre y el 30 de diciembre). La participación fue libre y gratuita, pero la curiosidad era obligatoria y se valoró el compromiso de asistencia. Tras ocho semanas de activaciones, tuvo lugar una muestra abierta el sábado 9 de enero de 2016. En ella, el grupo de participantes que se había consolidado durante el transcurso del laboratorio compartió algunas de sus dinámicas, procesos y reflexiones. Incluso en este punto, se invitó a los presentes a la participación, siendo el aprendizaje experiencial una de las claves a lo largo de la iniciativa.

Foto de la instalación: Paco Gómez.

Ni arte ni educación. Nave 16. Octubre 2015
Proyectos relacionados